ama

Os voy a contar la historia de una persona que nació en las verdes tierras de Bizkaia, un soñador, amante de los elixires y placeres de la vida.

Soñador ya que seguía creyendo en las fábulas, cuentos e historias de su niñez, hadas, elfos, duendes, lamiak…

ama

Siempre contaba que una vez en sueños se le presentó una hada que le ofreció una copa llena de un elixir de color oscuro y de un sabor y aroma inigualables. La hada le dijo que era una bebida mágica, nacida del agua más pura y con una mezcla de ingredientes muy especiales que le permitiría una vida saludable para ascender al conocimiento del mundo antiguo.

A partir de ese día nuestro personaje viajó por diferentes tierras en busca de esa bebida. Le ofrecieron muchísimos elixires pero ninguno era tal. Cruzó valles, montañas, ríos y mares pero nada.

Muchas veces al acostarse cerraba los ojos,deseando con todo su corazón la aparición del hada que le mostrará los secretos de esta bebida mágica. Y así noche tras noche…

Asistía a fiestas, eventos para ver si encontraba alguna pista, también frecuentó bares mas oscuros, conciertos, noches interminables y compañías de todo tipo, desde señoritas con collares de perlas a señoritas con chupa de cuero. Le gustaba acabar con músicos, poetas, pintores y toda aquella gente soñadora como él. 

Una noche cayó rendido en la cama, cerró los ojos y recordó algo; “…nacida del agua más pura…” y entonces se dio cuenta que eso es lo que tenía que buscar para llegar a aquel elixir, que tenía que encontrar el agua más pura…

De nuevo se embarcó en un viaje que le llevó a mil sitios y como de un Indiana Jones se tratara se enfrentó a mil aventuras. Pero nada de nada.

Un buen día alguien le dio a probar un agua cristalina, pura, un agua que nunca antes  había probado, despertó su conciencia, le devolvió a su infancia… Enseguida preguntó de donde era y su sorpresa fue la respuesta: “Agua de Alzola” (ver web), se hizo un silencio y de repente exclamó: “Alzola!!”…

Había viajado por media tierra y se dio cuenta en ese momento de que el agua que estaba buscando estaba cerca de su hogar, en las vecinas tierras de Gipuzkoa.

Enseguida emprendió el viaje hasta allí, al antiguo balneario de Alzola, sabía que esa era la pista que tantos años había estado buscando, algo en su corazón le decía que esta vez sí, que ese era el camino.

Al llegar se resguardó en una de las viejas bañeras y cerró los ojos…de repente vio una extraña luz y una silueta femenina que se le acercaba, era el hada que años atrás se le había aparecido. Incrédulo se frotó los ojos, el hada era real, se le acercó y una copa le ofreció . Le dijo: “Tu búsqueda ha culminado, se que has viajado durante años buscando esta bebida, pues bien, los seres sabios que habitamos la tierra la llamamos AMA, AMA significa Madre en Euskera, el inicio de todo.”

ama

Significa el calor y la pasión que procesa el ser humano.

La expresión máxima de compartir y convertir a las personas amadas en amistades y viceversa. AMA es algo más que un cerveza, es una cerveza de balneario, nacida del agua más pura…”.

Vio como aquel ser mágico se desvanecía y desaparecía, pero al lado de aquella vieja bañera había depositado varias botellas del elixir de la conciencia a la que decidió desde la bañera denominarla “Cerveza de Balneario AMA” (ver web)

(Continuará)

ama

Pd: Ah, se me olvidaba, el personaje del que estamos hablando, aquel soñador soy yo…

Visitarme en facebook e instagram

suscríbete468x60

ama the beer

paredes

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
AMA

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *