naves de cartón II

Hoy me he levantado decidido a construir de nuevo una nave de cartón, como cuando era un niño.

No será una nave espacial sino una maquina del tiempo para volver atrás en él y cambiar algunas cosillas que me sucedieron… bueno en realidad no voy a cambiar nada, no puedo cambiar nada…

Naves de cartón II

Viajaré en el tiempo para no ir a aquella fiesta en la que conocí a aquella chica que más tarde me destrozó el corazón. Volveré a aquel patio de colegio para abrazar de nuevo a aquella compañera que días más tarde ingresó en el hospital y nunca más la volví a ver. Buscaré de nuevo a aquel momento en que chillé por primera vez a mis padres y lo cambiaría por un abrazo.

Sí, ya se que no puedo cambiar nada…

naves de cartón II

 

Viajaré para volver a ver a mis abuelos y abuelas para decirles todo lo que les quiero y a mis tíos para volver a echarnos unas risas y celebrar todos juntos otra vez las fiestas de “San Pantaleón”, joder como se os echa de menos…

Cambiaría el día que decidí dejar mis sueños por una hipoteca y por un amor que se convirtieron en solo una hipoteca y en algo tan sucio como es el puto dinero.

Hoy estoy construyendo una nave de cartón que machaca mi razón… hoy me acuerdo mucho de Alex y de Josu…

Hoy he vuelto a abrir la caja que un día cerré, la caja donde un día decidí guardar un montón de fotos, de buenos momentos, de risas apagadas de golpe y de bruscas despedidas.

Hoy he vuelto a ver a aquellos dos amigos que una noche se fueron, se marcharon al otro lado del silencio… un abrazo, un hasta mañana y todo acabo…

Hoy he vuelto a despertarme de una pesadilla que ya dura demasiado tiempo, quizás la eternidad…

Hoy he vuelto a sonreír mientras mis ojos se humedecen, al preguntarme ¿por qué cojones tuvo que ocurrir?, a golpear el cielo con mis gritos mudos y a renegar de un Dios que se lleva todo…

Hoy he vuelto a escuchar canciones que decidí un día olvidar porque los recuerdos me quemaban por dentro y pasear por caminos tapados por las zarzas, ortigas y por el dolor, caminos por los que ya nadie pasea. A mirar las estrellas, quizás esperando una señal, un brillo especial que me haga decir: “mírales que cabrones, ahí están, esos son mis amigos y mi familia”

suscríbete468x60

Hoy he vuelto a destapar la botella mil veces estampada contra el suelo, a emborracharme de recuerdos y a vomitar blasfemias de todo tipo…

Hoy y mil veces he vuelto a aquel puto día en el que tuve que ir a dos funerales para deciros adiós, para poder despedirme de mis dos amigos… aunque nunca he sido capaz de despedirme del todo…

Hoy la resaca de sentimientos machaca mis sienes y volveré a mirar al cielo, de noche y gritaré con fuerza: “esos dos son mis amigos, mis queridos amigos”…

Qué sepáis que os echamos de menos, que siempre brindaremos con vosotros, porque siempre habéis estado aquí con nosotros…

Incluso en las noches más canallas, cuando la cerveza recorre nuestras venas y la luna alumbra nuestros ojos estais ahí… Josu creo que todavía tengo guardado tu número y hay veces que sueño con recibir tu llamada diciendo: “¿Txoron donde la liamos hoy?”…

Creo que destruiré la nave de cartón, sería entrar en un bucle no real, creo que no viajare en el tiempo… ya sabéis lo que os quiero y os echo de menos, la nave al final se convertiría en un cruel castigo…

Hoy he vuelto a coger la guitarra que un día me regaló mi abuela, esa guitarra que por un extraño motivo nunca se desafina y siempre me ha acompañado en los buenos momentos y en los que han sido un autentica puta mierda. Hoy he vuelto a tocar temas del maestro Enrique Urquijo, canciones que me golpean y me recuerdan esa calle y ese portal de Madrid donde mueren los genios…

Hoy he vuelto a escribir canciones tan tristes que nunca podré cantar, hoy le he vuelto pedir a Txarly que cante himnos de perdedores y a Luis que con su pluma escriba mil versos donde la noche nos reciba con su oscuro beso… hoy le he vuelto a pedir al Burri que ponga otra vez esa canción tantas veces cantada en las etílicas madrugadas y a Hibai que vuelva a subir a casa otra botella de vino que sorbo a sorbo nos anestesie la cabeza y el corazón.

Hoy voy a escribir la canción que me lleve a ese mundo donde las sirenas no me ahogan, sino que me dan la vida…

Hoy hemos vuelto a beber hasta perder el control y hemos sacado unos chupitos para vosotros pero que siempre nos acabamos bebiendo nosotros.

Desde los tejados seguiremos cantando “lau teilatu” hasta que nos oigáis…

Un abrazo y mucho ¡¡Rock and Txoron!!.

Visitarme en facebook e instagram

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
Naves de cartón II

Post navigation


3 thoughts on “Naves de cartón II

  1. Siempre leo y lloro. Se ve q tienes muchisimas cosas fuertes dentro, chocandote como chocan las olas contra las rocas. A mi me suele pasar mucho pero nunca encuentro una manera tan bonita de dejarles salir!
    Animo, hay dias de todos los colores. Unos traen risas y alegria y otros traen un truño bien grande… pero hay q saber mantenerse siempre en piee!! O arrastrando pero palante! 🙂
    te dejo una cita de alice in wonderland 🙂
    “Estas loco. Majareta. Pero te cuento un secreto? Las mejores personas lo están!”

  2. Se me ha quebrado algo por dentro leyéndote y se me ha nublado la vista, ha sido un texto muy real y muy cercano, viví una pérdida estando en el cole, una pérdida muy dura y difícil de asimilar para alguien tan joven, aún hoy me sigue pareciendo irreal a pesar de los años.
    Muy visceral y sincero tu relato de hoy. Gracias y un beso en la lejanía para ti pero cercano de intención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *