Vacaciones de un barbudo

Hola estimados amigos y querídisimas amigas 😉  Que tal Agosto?, espero que os vaya bien y estéis disfrutando a tope.

Yo sigo exprimiendo mis vacaciones. Atrás deje la semana que pasé en el pueblo (enlace). Y sigo la ruta hasta que empiece de nuevo a trabajar.

Preparados para el viaje?, estáis todos y todas?, pues vamos allá, abrochaos los cinturones.

Vacaciones de un Barbudo (parte II)

 

Atrás dejo Salamanca, con un calor abrasador, atrás dejo las tardes de siesta, el jamón y lo más importante, el brillo de los ojos de mis padres, que permanecerán allí hasta primeros de Septiembre que vuelven a Euskadi.

Vacaciones de un barbudo
Camino de Madrid

Llego a Madrid, que me recibe con un calor de la hostia, aquí pasaré dos días ya que tengo que grabar una escena para una serie de televisión (hablaré de ello en otro post).

“De Madrid al cielo”, es lo que dicen. En este caso a Tossa de Mar (Girona), jejeje. Cruzo media península, cargado con mi maleta, mis neceseres, mis productos, etc., pero sobre todo con ganas de disfrutar de Catalunya, de sus paisajes y de su gente.

La playa:

Siempre me ha gustado ir a la playa, la verdad es que me da media vida. Oír las olas, tumbarte, leer, dormir… es genial!!.

En vacaciones me gusta madrugar e ir pronto, a primerísima hora. Compro el desayuno, café con leche para llevar y algo de bollería. Siempre intento ponerme en la primera fila. Es un lujo desayunar con la playa vacía, viendo las olas, viendo el alucinante paisaje que tengo delante de mi. Ya tengo todo el año para desayunar entre cuatro paredes y viendo como único paisaje la foto del calendario que tengo en la cocina…

Vacaciones de un barbudo
Desayunos en la playa

Lo que no me gusta tanto es que según avanza el día como la gente se pega a tu toalla, joder que hay sitio más atrás!!, se levantan a las 12 y luego quieren ponerse en el mejor sitio. Si quieres estar en primera fila madruga más!!. Ponen su cosas casi en tu toalla, notas su respiración, pero lo peor es cuando estornudan y notas toda esa vaporización húmeda, en un principio parece que alivia el calor, pero es una puta asquerosidad.

Vacaciones de un barbudo

suscríbete468x60

Ojo, si la que se pega a tu toalla es una bella señorita, da igual la respiración, los estornudos, no paaaaasa naaaada…

A veces me descubro medio hipnotizado, mirando y escuchando a las olas, dejando que los recuerdos e ideas vengan y se vayan, que el mar lo traiga y se lo lleve, que se lo lleve y me lo traiga. Esa es la razón por la que me gusta llegar pronto, para poder disfrutar de esos instantes en los que estás solo, en los que no hay ruido, en los que estoy yo conmigo mismo, con mis buenos y malos recuerdos.

El alemán:

Bajo las escaleras del Hotel, me cruzo con un tío que me clava la mirada, parece estar de mala hostia. Yo bajo y el sube, de repente oigo “hey you”, me doy la vuelta, y sí, es a mí a quien se está dirigiendo, me habla en inglés, pero por su acento me doy cuenta que es alemán, entre su rudo ingles y mi ingles vasco nos entendemos a medias, le entiendo “que si soy yo el barbudo que se ha liado con su novia la pasada noche”, me quedo flipado, le digo que no le entiendo, que repita, ya que no doy crédito a lo que acabo de oír, vuelve a decirlo pero más cabreado todavía. Le contesto: “que no, que cojones me estás diciendo”, da un paso adelante, saca su dedo anular a pasear y me dice “Fuck you”, casi estoy viendo, notando la hostia que me va a dar. Por un momento pienso en las clases de karate y de boxeo, pero le miro bien y pienso “joder vaya bicharraco” y paso de él, (es que no soy del mismo Bilbao, soy de las afueras, jajajaja, que si no…), me voy de allí, pero como me sigue diciendo de todo, miro de reojo no vaya a ser que quiera volver, y de mientras me acuerdo de su familia, de la Merkel y de algún alemán más… y mira tío de lo tonto que eres, sólo espero que tu novia se haya tirado a medio Tossa.

Ojo, igual es que ahora a los barbudos nos pasa como a los chinos, que todos parecemos iguales… o simplemente que el alemán era un idiota que estaba borracho y era incapaz de reconocer ni a su madre…

No le he vuelto a ver… mejor…

Productos:

Sigo probando productos, buscando nuevos y descubriendo nuevas marcas, de las que os iré hablando, ya que a este viaje me he traído varias cosas nuevas para ponerlas a prueba.

En anteriores post ya os he hablado de lo importante que es cuidar en verano nuestra barba, nuestros tattoos, nuestra piel y nuestro cabello… os aseguro que la diferencia entre hacerlo o no, se nota y se nota mucho.

Próximo destino Barcelona:

Pasaré por Barcelona antes de poner rumbo a Bizkaia, mi tierra.

Para ir familiarizándome con la rutina, aprovecharé mi estancia y visitaré a algún barbero, comercios y probaré nuevos productos, pero todo esto y más en nuevos capítulos de Vacaciones de un Barbudo.

Hasta la próxima, mucho Rock and Roll, y sed buen@s…o no…;)

PD: Quiero decir adiós a Tossa, su playa, sus calas, sus calles. Adiós a los desayunos en la playa viendo las olas.

Adiós al camarero simpático que siempre buscaba la mirada para saludarme y siempre que podía charlaba un rato conmigo, que además es del Athletic.

Adiós a las chicas que casi siempre se ponían cerca de mí en la playa, siempre mirándome y hablando entre ellas. Uno de los días, cuando me iba, una de ellas me dijo: “adiós Txoron, por que eres Txoron, no?…

Adiós a todos esos momentos inolvidables que he vivido.

…adiós Tossa… quizás el año que viene nos volvamos a ver…

Vacaciones de un barbudo

Visitarme en facebook e instagram

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
Vacaciones de un barbudo (parte II)

Post navigation


3 thoughts on “Vacaciones de un barbudo (parte II)

  1. Mira que te sigo de hace poco en IG y no me había dado por leerte todavía… Pero mira tú por donde me descubro hoy a las 3:35 dela madrugada muerta de la risa y con más ganas de vacaciones de un barbudo. Besis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *